Caramelos para la garganta

Estoy en un estudio de radio con un grupo de operadores. Leo Vélez está sentado a mi lado intentando editar unos archivos de voz pero falta una parte y no la podemos encontrar por ningún lado. Buscamos y buscamos pero no aparece. Estamos preocupados pero por suerte yo tengo un paquete lleno de caramelos para la garganta. Hay de propóleo, de miel, de miel y menta y unos de tomillo. Si juntás dos y los ponés en un vaso con soda, obtenés una Tv-dinner pero si metés tres en el microondas, te sale un café con leche con espuma. Riquísimo.
También tengo un bolso gigante lleno de cacerolas de colores Lafont, de esas que usa Narda Lepes en su programa. Es mi cumpleaños y voy con todo eso a Plaza de Mayo. Mi tía me trae un regalo y una coca cola. Yo cierro los ojos imaginando un sobre con dólares. Cuando los abro encuentro un pijama celeste y blanco.

hoy firma libros: buster keaton

estoy con mi hermano dan humprey comprando un vestido de lamé para el estreno de su obra. se lo prueba, le gusta como le queda pero hay algo que no le termina de cerrar y decide ir a ver si encuentra algo mejor a la casa del teatro que en realidad es la casa de china zorrilla y carlitos perciavale en laguna del sauce. nos reciben muy bien y nos ofrecen unos ricos tés con scones como los que nos hacía la abuela. yo no hablo mucho porque no conozco a nadie y me siento intimidada. entonces llega un mensaje multimedia para mí con un link para descargar el nuevo disco de wilco y la noticia de que buster keaton está firmando libros en el ateneo. aviso que tengo que salir un rato mientras dan y carlitos hablan sobre ovnis y ríen felices. cruzo avenida santa fe y aparezco en la librería que ahora es como el cine york de olivos. hay fotos de keaton por todos lados pero también están narda con su tía vivi cocinando para los lectores y mi prima paula. pregunto si hay que esperar mucho para la firma de libros y nadie me contesta. ahí empiezo a estornudar y aparezco en mi casa. estoy en la cama con el gato amtommio que mi mira fijo. bah, lo de siempre.