El coctel

Llego a la presentación del libro de una locutora muy famosa de radio y televisión. Me toca cubrir el evento para el programa de Jorge Rial ya que es todo muy “Sex and the city”. Hay bastante gente pero todavía no han llegado las celebridades y según me informan, la “red carpet” aún está sin estrenar. Me acerco a la barra donde un elegante Marcelo Polino me pregunta hasta qué hora pienso quedarme. La verdad es que no lo tengo decidido aún, pero para no arriesgarme demasiado le digo: “sólo 1 hora, marce”. Me pide la credencial, verifica mi nombre y se va a consultar algo con Marcela Tauro al fondo. Finalmente me dice: “Sos invitada sin derecho a coctel, querida”. Yo lo miro con el ceño fruncido porque me parece muy injusto todo aquello y me voy. En el camino me encuentro a mi amigo Pablo Bricker que está cubriendo el evento para MEGA. Hablamos de las complicaciones del tránsito a la hora de ir a sacar entradas para el cine y nos despedimos con un abrazo fraterno y un vale para un nesquik en el bar de Manucho, el lugar de las estrellas.

Advertisements