En el dentista

En sus ratos libres, la diseñadora Vera Wang es mi dentista. Voy porque necesito que me arregle una muela y si bien ella siempre ha sido muy amable, esta vez tengo bastante miedo. El consultorio está ubicado en el set de filmación de Gossip Girl, con lo cual actores y amigos y pacientes se cruzan en todo momento. Dan Humprey me acompaña hasta el lugar y Vera me hace pasar. Ni bien me acomodo y le comento que estoy asustada, me clava una inyección en la mano. Yo pego un grito y ella me vuelve a clavar otra inyección en el brazo. Algo raro está pasando acá y nadie es capaz de rescatarme. Entonces llegan Blair Waldorf y Chuck Bass a mostrarle a mi dentista unos zapatos nuevos que se han comprado mientras yo me voy desvaneciendo. A partir de ese momento todo es muy confuso y misterioso y recién recobro el conocimiento cuando termina el último capítulo de la temporada y el director nos dice que todos nos podemos ir a casa.

Otra vez soy estrella invitada de Gossip Girl

Estoy en un lugar increíble de Manhattan. Es la mejor fiesta privada de los últimos 20 años y está todo el mundo invitado. Veo a Madonna, a Graciela Borges, a Keith Moon y a Carlitos Perciavale. Alguien me regala un saco divino de vicuña y tengo que ir a probármelo al baño, que es un baño con ventanales hasta el piso que me permite ver la nevada. Entonces entra mi amiga Soles que ya no es Soles sino Scarlett Johansson y quiere mi saco. Se lo presto por un rato y ella huye con Cristian, el conductor de #SocialShow hacia algún lugar de la pista, a bailar. Yo me indigno un poco pero cuando estoy por irme de ahí aparece Cecilia Horton que ahora es la abogada de Bart Bass, quien al parecer armó la fiesta. Afuera hay muchos gritos: Cristian ya no está con Scarlett Johansson sino con Jennifer Love Hewitt y se arma flor de despelote por eso. Me comentan que también está “el hombre con la cara de Buster Keaton”. Me alegro y quiero ir a saludar pero aparece Flor Ghío (colega y ex compañera de trabajo) trayendo a Serena Van der Woodsen totalmente incosciente por las drogas y me pide ayuda. En el baño hay una bañera gigante y la metemos ahí. Florencia la cachetea y llamamos al 911 que viene representado por Oprah Winfrey. Serena revive y nosotras respiramos aliviadas. Luego de este episodio consigo salir de la fiesta y aparezco en la calle, con ¡Bart Bass! que lejos de estar muerto… habla con Horton sobre una cita que tiene esta misma noche con su mujer Lili. Entonces, aparece Cristian Nobile que ya no es más Cristian Nobile de #SocialShow sino que se ha convertido en Dan Humprey, Chuck Bass y Soles. Y todos comen en un lugar de la 5ta avenida bastante feo, por cierto. Y hay un perro pekinés que es propiedad de los Bass. Luego caminamos rumbo al hotel de la familia, en donde nos espera Lili, que me ofrece un mate cocido en agradecimiento por salvar a Serena. Se la ve guapísima. Me voy al living a jugar al Teg con Chuck pero algo pasa en la cocina. Al parecer Bart tiene una reunión de negocios, Lili enojada trata de suicidarse… y él, de los nervios sufre un ataque al corazón y muere.