Médica

Estoy de guardia. Ahora soy médica. Médica residente. Uso ambo color celeste. Crocs en los pies. Y corro de un lado para otro del hospital. Son las dos de la tarde y no actualicé el bolg ni la cuenta de twitter de @migatodinamita. Nadie sabe que ahora soy médica. Fue algo que ocurrió de golpe. De la noche a la mañana. Mi compañera es Cristina Yang. Algo salió mal en su anterior residencia y fue enviada de Seattle a Buenos Aires y ahora la tengo que soportar yo. Hace una hora le tiré el café sobre sus zapatillas y me dio un cachetazo. No tiene paciencia. No me tiene paciencia. Y yo que soy nueva en esto de la medicina no sé cómo manejarme. Para arrancar, me gustaría poder escribir algunas palabras en twitter. Algo como: “Lo siento, ahora soy médica. No tengo tiempo para andar paveando”. Pero no quedaría muy bien. En eso me entra un llamado. Y otro. Y otro. Todos son de suma urgencia. Atiendo el último. Es mi amiga Coca.

-¿Cómo te sentís?
-No sé. Ahora soy médica. Estoy de guardia.
-Mmmm, qué raro.
-No te das una idea. Es muy difícil ser médico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s