Teresa

Abro la persiana del balcón y descubro que la casa de mi vecina Teresa se transformó en un rascacielos. Nada de un edificio de tres pisos sino una torre de 200, como si esto fuera Manhattan y no una zona residencial cercana a la casa del Presidente. Igual lo que me preocupa en primer lugar es que nadie me haya avisado que iban a construir algo de semejante envergadura y en segundo… Teresa. ¿Dónde está Teresa? ¿En qué momento se mudó? Si antes de ayer me la crucé en la esquina y todo parecía estar bien. Sin planes de mudanza.
Tere es mi vecina desde que tengo doce años, con lo cual… es como una tía. Me ha visto terminar el colegio primario, ha conocido a mis novios. Me ha visto irme del barrio y volver unas cuantas veces. ¿Cómo es que no se despidió?
Llamo a mi madre (en el sueño nos hablamos y parece que todo está regio entre nosotras) y le pregunto por Teresa. “Se mudó”. Bueno, claro. Eso me lo imaginaba.
-¿Pero a dónde?
-¿Y a vos qué te importa a dónde?
-Le quiero escribir una postal para despedirme.
-Ni que fueran amigas.
Finalmente Delia se apiada un poco de mí y me comenta, casi al pasar, que Teresa ahora vive en Rosario. Y que se cambió el nombre. Es una “testigo de identidad reservada”. Muy reservada no creo dado que mi madre está al tanto. Igual siento miedo. Qué miedo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s