La nota a Diego Frenkel

Para Lauescribe

Estoy en un sitio enorme, como un salón donde se juntan escritores consagrados. Pero esta vez no se discutirá sobre libros ni nada relacionado con las bibliotecas del mundo sino que recibiremos un invitado y le haremos una entrevista.
Entonces llega Diego Frenkel. Yo me emociono porque soy muy fan. Tomo agua y disimulo un poco.
Uno de los escritores famosos le hará la entrevista. Pero una vez que Diego se acomoda en el sofá de pana de azul, los minutos pasan y las preguntas no llegan. Entonces, con la voz temblorosa, empiezo a hablar de sus comienzos musicales. De su infancia primero y luego de la música. Llegamos a Clap. Yo tengo el disco en la cartera. Es un vinilo con la tapa algo gastada pero que está impecable. Se lo alcanzo y le comento cuál es mi tema favorito de ahí.
-¿Vos conocés a Beno?, pregunta Frenkel.
-Todos conocen a Beno. Y yo lo conozco a él y a toda la familia. Es más, estoy escribiendo letras para su disco solista. También lo conozco a Sebastián, que me enseñó más cosas de las que aprendí en la escuela.
-Ah. Bueno.
Todos nos miran un poco molestos porque yo estoy usurpando el lugar del entrevistador. Pero la verdad es que alguien tenía que hacer algo. Pedimos café, lo tomamos en silencio. Y de pronto comento: “Una amiga y yo cuando estamos muy tristes escuchamos Escenas de la vida amorosa”. A Diego parece no sorprenderle. Es más, dice que toda la gente cuando está triste escucha ese disco.
-Estoy triste ahora.
Alguien en el lugar pone el disco. Suena “Amar es difícil”.

 

Navidad

Estamos con Justina en el impresionante loft que María tiene en Manhattan tomando jugo y escuchando discos de Enrique y Ana. Entonces yo saco un regalo para Justina. Como le gustan las cosas de librería le compré clips de colores para que mantenga sus papeles ordenados.
Es Navidad, hace frío y estamos descalzas. María nos regala soquetes con dibujos de Papá Noel y un elfo para compartir. Entonces de mi cartera saco una calesita con pusheens unicornios y les digo que hay que sortearla porque conseguí una sola. Justina comenta que ella jamás recibió regalos en Navidad e intenta convencer así a María para que la deje ganar. Afuera unos chicos dirigidos por Adrián Suar cantan villancicos.