Trabajo nuevo

Me convocan para cubrir a Paula en el trabajo mientras ella se va de viaje. Acepto sin dudarlo porque pienso que va a ser fácil ocuparme de sus tareas. Paula es ingeniera. Yo soy locutora. Llego a la oficina, pongo flores en un jarrón y hago café. Luego me siento a mirar revistas hasta que suene el teléfono o alguien me necesite. Llega mi jefe y me pregunta dónde están los microprocesadores. Miro para todos lados. Voy a la impresora pero no anda, el fax escupe papeles y la cafetera se desborda. Una secretaria me reta y me dice que tengo diez minutos para resolver todo. Llamo a Paula pero no atiende. Algo relacionado con las diferencias horarias. Al final, cuando nadie me ve, junto mis cosas y me voy caminando por Avenida Maipú, pensando en el otoño que ha llegado y en lo lindo que es mi jefe.

Advertisements