La vida con Greg

Greg Kinnear y yo nos mudamos a una casa muy cerca del mar en la zona de Camet pero que en realidad cuando nos vamos a dormir, nos permite ver las montañas y los lagos desde la ventana.
Él ahora es un ejecutivo de cuentas de una empresa muy importante: atrás quedó su época como actor de hollywood. Yo soy yo con mis cosas: los cuentos, las novelas, la música, el cine, los amigos de siempre y a veces también la radio y Vicentico. De pronto Greg quiere tener un hijo. O quiere que tengamos un hijo. Se decide por la paternidad. Supongo que yo acepto porque rápidamente nace un varón muy simpático y brillante y ambos le diseñamos un futuro a todo trapo. Y los conocidos vienen con sus cámaras a retratar a la nueva familia. Y nos traen caramelos Sugus Max y papel confetti para celebrar.

4 thoughts on “La vida con Greg

  1. ¿por el niño?
    ¿porque greg dejó el cine? (¿no te gustaba como actor de comedias? podés sincerarte que no se lo voy a comentar)
    ¿por la casa en camet? ay, sí. es muy linda y muy extraña a la vez.
    ahora sí las felicitaciones son por el papel confetti… sólo puedo decirte una cosa: mandá más que me encanta.

    1. guarda con los sugus que me pongo celosa.
      son mis caramelos favoritos del mundo y puedo llamar a mi ejército cuida golosinas si intentás a quitarme los de ananá o los de menta o los de manzana.
      acepto, pues, las felicitaciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s